Gordi y Mary

* Publicado en el Diario de Cádiz el 1/12/2013

Gordi y Mary ColorPepe y María, conocidos como los amantes de la Bahía, paseaban cada tarde cogidos de la mano por el Parque Calderón. Al caer el sol se sentaban en un banco a susurrarse bonitas palabra de amor y comer papas fritas. “Gordi, rodéame con tus fornidos brazos de marino y hazme soñar que soy gaviota”, decía ella. “Mary, en tus ojos brilla un océano de belleza infinita”, respondía él.  Y juntos, fantaseaban con surcar los mares en un velero.

Un día este ritual diario de amor casto desembocó en un apasionado encuentro de carne y fuego. Fundidos en un cálido abrazo, Gordi y Mary cayeron rendidos en los brazos de Morfeo. Al amanecer, como por arte de birlibirloque, despertaron convertidos en una pequeña barca.

Poco a poco, no sin dificultad, emprendieron camino rumbo al agua. Bajaron por la calle de Los Moros hasta la Avenida de la Bajamar. Tras atravesar un parking, en el que apenas reposaban tres o cuatro vehículos, se toparon con un muro. Y ahí permanecen, esperando que alguien les dé un pequeño empujón que les permita llegar al mar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s